Cuando pescar ayuda a proteger el medio ambiente: el uso de la telemetría acústica

.

Los pescadores deportivos o recreativos, llenos de conocimiento y experiencia sobre el medio ambiente, son de una ayuda inestimable para los investigadores que utilizan la telemetría acústica para hacer seguimientos del desplazamiento de individuos. Esta tecnología funciona gracias a un sistema de emisión (transmisores) y un sistema de recepción (red de receptores fijos o balizas acústicas sumergidas). Los transmisores implantados en los peces, emiten señales acústicas, con información sobre la identidad del animal y la profundidad en la que se encuentra. Esta información cuando es emitida dentro del radio de recepción (300 metros alrededor de cada baliza), es recibida por los receptores fijos o balizas y almacenada junto con la fecha y la hora. Cada señal corresponde a un número de identificación para un pez, un tiempo de registro, una velocidad y profundidad. Así, un total de 310 individuos de diez especies diferentes, pueden ser seguidos y sus movimientos registrados.

Pescadores recreativos o profesionales, todos pueden intervenir como voluntarios y voluntarias para capturar los peces, que posteriormente serán liberados con el transmisor acústico implantado.

Qué especies pueden ser capturadas?

Para cubrir el máximo número de hábitats diferentes, las especies seleccionadas tienen un interés patrimonial y pesquero, y han sido elegidas especialmente por sus diferencias en su ciclo de vida (alimentación, reproducción y cría), su capacidad de desplazamiento (distancias, hábitats utilizados y periodos), y la conectividad de sus poblaciones entre las diferentes áreas marinas protegidas.

Se tiene constancia que las Lubinas, las Doradas y las Barracudas esporádicamente inician viajes a larga distancia. Más discretamente, también les siguen los Meros, las Corvinas, grandes Cabrachos y Langostas (crustáceos).

También se marcarán Cántaras y los Dentones, así como algunas capturas “incidentales” como por ejemplo la Seriola, el Sardo imperial o la Picuda, que no son necesariamente especies del programa Resmed, pero que siguen siendo interesantes a causa de la carencia, total o parcial, de datos reportados de estas especies.

Para que se utilizarán los datos recopilados?

Mediante técnicas combinadas de telemetría acústica, censos visuales y video, y con el apoyo de la ciencia ciudadana, se determinará los hábitats y zonas de alimentación, reclutamiento y cría y zonas de reproducción, así como los hábitats utilizados, como corredores biológicos y los mecanismos de conectividad entre las diferentes áreas marinas protegidas.

Gracias a las 94 balizas inmersas a lo largo de la costa, se consiguen los “patrones” de movimiento de una especie en particular. Así será posible extrapolar el desplazamiento de estos individuos en la escala de toda la población de la especie en cuestión. Esto permitirá saber exactamente donde se encuentran los hábitats esenciales para cada especie y orientar nuevas herramientas de gestión, que integren todos los hábitats esenciales durante el ciclo de vida de las especies, incluyendo nuevas propuestas de protección espaciales y temporales, combinadas con el uso responsable por parte de los diferentes actores del territorio.

Esta información será de gran utilidad para diseñar medidas de gestión efectivas a un nivel regional transfronterizo. Una mejora de la eficiencia en la gestión permitirá un mejor aprovechamiento de los recursos, así como una mejora de los usos y los diversos servicios ecosistémicos que nos proporciona el litoral Mediterráneo.

fotos-pesca-recreativa

Las campañas de marcaje se ejecutan desde el otoño / invierno del 2020 hasta principios de verano de 2021,
para finalizar el proyecto en 2022.

Participa en la pesca experimental en RESMED

Si sabes pescar una de las especies mencionadas, a bordo de un barco, desde la Reserva Natural Marina de Cerbère-Banyuls hasta Norfeu en España, puedes contactar con el Centro de Investigación en Ecosistemas Marinos en la dirección: resmed@univ-perp.fr.

Algunos dicen que es un sentimiento gratificante saber que hemos podido ayudar a la ciencia aumentando su nivel, su componente básico.

correu